Tag Archive | desahucios

Ley Mordaza en 12 viñetas

LEY MORDAZA EN DOCE VIÑETAS

  • Intentar detener un desahucio, de 6.000 a 30.000 €.
  • Grabar a un policía y difundir las imágenes en internet: entre 100 y 600 €.
  • Consumir drogas en lugares públicos, aunque no se trafique con ellas, de 600 a 30.000 €.
  • Manifestarse frente a la sede del Congreso, del Senado o de parlamentos autonómicos si se “perturba la seguridad”, de 601 a 30.000 euros.
  • Negarte a ser identificado: entre 100 y 600 €.
  • Causar daños a bienes muebles o inmuebles que estén en la vía pública, entre 100 y 600 €.
  • Organizar protestas en redes sociales será considerado pena de terrorismo.
  • Manifestaciones no comunicadas o prohibidas ante infraestructuras críticas, de 30.000 a 600.000 euros.
  • Insultar a la policía durante una manifestación, de 100 a 600 €.
  • Piratear software, de 6 meses a 3 años de prisión.
  • Negativa de disolución de concentración o manifestación, de 600 a 30.000 €.
  • Escalar edificios o monumentos sin autorización cuando haya riesgo de que se ocasionen daños, de 100 a 600 euros.

COMPLETO en STRAMBOTIC

Sí se puede, pero no quieren: STOP desahucios (vídeo)

Canción de Manolo Copé sobre el trabajo de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas

400.000 ejecuciones hipotecarias desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2007

Detener los desahucios. Dación en pago retroactiva. Alquiler social

 

Mundial de fútbol para las corporaciones

https://i0.wp.com/www.rebelion.org/imagenes/p_13_06_2014.jpg

Comienza la Copa del Mundo FIFA 2014 en Brasil. Un mes de fútbol para el que los ciudadanos brasileños han pagado ya un precio muy alto, nada que ver con los 10 billones de reales que se embolsarán los organizadores de la FIFA (Fédération Internationale de Football Association, con sede en Suiza), el mismo valor que las dos últimas copas del mundo juntas.

En Brasil, siempre hay lugar para el fútbol. Donde sea. En la calle, en la playa, en canchas improvisadas. Pero a medida que el deporte se ha convertido en industria y se ha hecho de élites ha ido desapareciendo aquel juego lúdico y colectivo, la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí.

Entre los legados que ha dejado esta Copa murieron 8 personas durante la construcción de los nuevos estadios y 3 en otros estadios; 250 mil personas fueron desalojadas de sus casas, comerciantes y artistas independientes no podrán trabajar, aumentó la explotación sexual de mujeres, niños y adolescentes y la violencia contra los indigentes. Además, varios espacios públicos fueron cedidos sin concesiones a empresas privadas.

A todos estos legados se les suman la elitización del acceso a los estadios de fútbol, inversiones millonarias en armamento para la policía, leyes de excepción que sirven para criminalizar la protesta y una enorme y cuestionable deuda que deberán pagar los ciudadanos brasileños.

Si tu padre invita a alguien a tu casa y el invitado dice: voy a tu casa pero saca a tu hijo de su cuarto, construye una oficina para mí, en la nevera sólo puedes tener la bebida y la comida de la marca que yo quiera, tu abuela se tendrá que ir porque no me gusta, vas a tener que contratar seguridad para que pueda estar ahí, vas a tener que desalojar a tus vecinos para construir un estacionamiento para mis carros y tu hija de 14 años va a tener que danzar semidesnuda durante toda la visita. Esto es exactamente lo que está pasando aquí”, comenta Danilo Cajazeira, apasionado por el fútbol y parte del Comité Popular de la Copa en São Paulo, que lucha porque no se continúen violando los derechos humanos de los ciudadanos a costa de un descomunal evento del que pocos podrán participar. Para hacernos entender que el gobierno brasileño invitó a la FIFA para realizar una Copa en Brasil imponiendo sus condiciones al país y a sus ciudadanos. Brasil aceptó y quien está pagando las consecuencias es el pueblo.

¿Qué diferencia hay si el Mundial se celebra en mi ciudad si yo no puedo ir a la cancha, ir a las fiestas que lo retransmitirán en directo y además, mi vida empeora?” se pregunta Danilo quien insiste en que las ciudades ya son excluyentes, represoras y están militarizadas, pero con esta Copa todo esto incrementa.

Desalojos, militarización de la policía y represión son 3 de los factores centrales de denuncia de este movimiento de movimientos aglutinados en los Comités.

Cuando un país recibe un mega evento como este, junto viene un paquete de cosas que hay que aceptar sí o sí. Entre ellas las leyes de excepción que están dentro de la llamada “Ley general de la Copa” aprobada hace 2 semanas por la ultima instancia en el Tribunal Superior de Brasil. Sin esta Ley, no hay Copa. Una ley que permite la creación de zonas de exclusión de 2 km alrededor de los Estadios en espacios públicos (un cerco militar) y la excepción de impuestos (alrededor de 10 billones de reales) para garantizar que FIFA y las corporaciones patrocinadoras gocen sus lucros.

La FIFA, detrás de una estructura de fundación sin fines lucrativos, esconde un montón de pequeña empresas –ligadas a los dirigentes de FIFA- que son usadas para lavar dinero y que están dando mucho dinero a todos los dirigentes de la FIFA. Es un golpe muy viejo del capitalismo este tipo de estrategia para lavar dinero.

Completo de Marta Molina en REBELION

En el nombre de Dios, basta ya de desahuciar a las familias

MANIFIESTO: EN EL NOMBRE DE DIOS, BASTA YA DE DESAHUCIAR A LAS FAMILIAS. NO NEGARÁS JUSTICIA AL POBRE. A los políticos, banqueros y a todos aquellos que participan directa o indirectamente en el desahucio de viviendas.

La crisis financiera está llevando a miles de familias a tener grandes dificultades para pagar la hipoteca de su vivienda. La vivienda no es sólo ladrillo y cemento. Es un hogar donde se ha materializado un proyecto familiar. Es un espacio en el que todo adquiere un significado afectivo y existencial (el amor de la pareja, los momentos felices y duros, el nacimiento de un hijo…). Es el lugar vital donde la familia encuentra el cariño, el descanso y la tranquilidad.

Las familias han ido pagando sus hipotecas mientras alguno de sus miembros ha tenido un trabajo. La pérdida de éste les ha supuesto no poder cumplir con la cantidad mensual establecida. Esto ha provocado que los bancos y cajas de ahorros, a través de demandas judiciales para desahuciar, estén provocando sufrimiento a la sociedad en aras de su beneficio. En estas actuaciones muestran que el sistema financiero no tiene corazón, máxime cuando ha sido uno de los causantes fundamentales de esta crisis. Los bancos y las crisis han recibido muchísimo dinero público para tapar sus agujeros, que ellos mismos han provocado buscando el máximo y rápido beneficio.

Estas demandas judiciales tienen amparo legal en una Ley Hipotecaria que no defiende ni ampara a la persona ni a la familia. Muchas familias han sido echadas a la calle con el agravante de no concederles la dación en pago (cancelación de la hipoteca con la entrega de la vivienda), lo cual las deja sin futuro, no pueden volver a reiniciar sus vidas. Qué futuro pueden darles a sus hijos si están en paro o con un trabajo precario y además con una deuda de miles de euros.

Pedimos a los bancos y cajas que no ejerzan la demanda de desahucio sino que busquen soluciones con las familias y las administraciones. Que permitan a las familias seguir disfrutando de su hogar. En este sentido, valoramos el trabajo y compromiso de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

También pedimos a los jueces, secretarios judiciales, comisiones judiciales, y fuerzas de orden público una gran sensibilidad y respeto ante estas situaciones, que sus actuaciones no supongan un mayor sufrimiento a las familias, que no olviden que echar a una familia a la calle sepulta la dignidad humana, por muy legal que sea.

Exigimos a los gobernantes que estén al servicio de los ciudadanos y del bien común. Es escandalosa la sumisión de la política a la economía. Que cambien ya la Ley, que paralicen los desahucios ante esta situación social, que concedan por ley la dación en pago, y se establezca el alquiler social.

Miles de familias viven hacinadas, con todo lo que eso supone, en viviendas de sus padres y otros familiares. El derecho a la vivienda, además de ser un derecho constitucional y un derecho humano, está recogido por la doctrina social de la Iglesia.

Así por ejemplo, en la Carta de los Derechos de la Familia de 1983, en el artículo 11, se recoge: “la familia tiene derecho a una vivienda decente, apta para la vida familiar, y proporcionada al número de sus miembros, en un ambiente sano, que ofrezca los servicios básicos para la vida”.

Exigimos por tanto a los políticos, que protejan a las familias. Y por último, pedimos que todos pongamos en el centro de nuestras actuaciones y decisiones a la persona y su dignidad. Porque el ser humano no es mercancía, sino el centro y fin de toda la vida económica y social.

Desde la fe cristiana, consideramos a cualquier persona imagen de Dios. Y por tanto, merecedora de respeto, justicia y fraternidad.

La banca debe devolver las ayudas

1. Las autoridades españolas ya han dado por PERDIDOS 36.939 millones de las ayudas globales concedidas al sector.

2. Al mismo tiempo, las entidades han anunciado un fuerte AUMENTO DE SUS BENEFICIOS en 2013. Durante los primeros nueve meses del mismo año, las entidades financieras obtuvieron unas ganancias de 6.702 millones de euros, lo cual representa un aumento del 98% respecto al año anterior.

3. España es una excepción “SUMISA A LOS BANQUEROS” en el panorama internacional. En Estados Unidos, el Gobierno ha recibido de vuelta de los bancos asistidos 273.000 millones de dólares en concepto de pagos, dividendos e intereses (unos 28.000 millones más que los 245.000 millones de ayudas públicas inyectadas). En España ha sido completamente distinto: se vende Nova Caixa Galicia (banco intervenido al 62%) al Banesco venezolano y se recupera tan sólo una décima parte de las ayudas invertidas en él. Cuando se podría haber guardado una parte de sus acciones (para intentar recuperar la mayor parte posible de la ayuda).

4. Más regalos a la banca. El Banco Central Europeo ha proporcionado a las entidades financieras unos 250.000 millones de euros a un TIPO DE INTERÉS PRIVILEGIADO que ha oscilado entre el 0,25% y el 1%. Buena parte de este dinero lo han invertido en deuda soberana española con un rendimiento cercano al 4%, lo cual les ha proporcionado unos beneficios de unos 12.000 millones de euros entre 2012 y 2013.

5. Más perjuicios al ciudadano. El Banco de España acudió el pasado enero en defensa del sector financiero limitando los rendimientos de los DEPÓSITOS DE LOS AHORRADORES al 1,75% a un año y al 2,25% a dos años, lo cual se ha traducido en un notable beneficio directo para las entidades.

6. Sin olvidar el escándalo de las PARTICIPACIONES PREFERENTES Y DEUDA SUBORDINADA, que arrebató 14.750 millones de euros a cientos de miles de pequeños ahorradores.

7. Sin olvidar las abusivas “CLÁUSULAS SUELO”, que han impedido a los titulares de hipotecas beneficiarse de la rebaja del precio del dinero.

8. Sin olvidar al amplio colectivo que ha sido EXPULSADO DE SU VIVIENDA por imposibilidad de pago, pero sin poder liberarse de la deuda.

9. Y además: estamos ante una banca ineficiente INCAPAZ DE DAR CRÉDITOS, hecho que está originando una fatal asfixia para numerosas empresas. Las empresas y familias disponen actualmente de 390.000 millones de euros menos en créditos que en 2008, lo cual supone una reducción de más del 20%.

10. ¿Para qué nos sirve una banca tan costosa que, a pesar de los apoyos recibidos, no atiende las demandas de crédito? Es el momento de plantearse un nuevo sistema financiero que incluya una sólida banca pública y apoyar a las COOPERATIVAS DE CRÉDITO, que no han costado un euro a los ciudadanos y han aumentado el crédito a las empresas y familias.

 

COMPLETO DE ANDREU MISSÉ EN ALTERNATIVAS ECONÓMICAS

Derecho y necesidad de desobediencia civil

Ocupación de una sede del BBVA en Barcelona, febrero 2013 (Efe)

A propósito de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que pretende intimidar a los ciudadanos con multas desorbitadas ante el justo y sano derecho de manifestar en calle su disconformidad con las decisiones del Gobierno de turno (pues hay otras formas de participación política además de meter un papel en una urna cada cuatro años)…

Muchos de los avances de la humanidad, en lo referido a los derechos y libertades, han sido conquistados a través de reivindicaciones y desobediencias: el voto femenino, la segregación racial en EE.UU. o Suráfrica, la persecución de judíos en la Alemania nazi.

Afortunadamente, hay ya mucha gente consciente de su responsabilidad social, desobecediendo normas legales pero injustas: frenando desahucios, atendiendo la salud de inmigrantes sin papeles, denunciando trampas en la Hacienda Pública, informando correctamente sobre productos financieros peligrosos en la ventanilla de tu banco…

COMPLETO EN BLOG ZONA CRÍTICA (ELDIARIO.ES)

Con crisis o sin crisis, las personas somos lo primero

La vivienda es un derecho humano que se niega a muchas personas en el estado español. Cientos de miles de personas hacen frente a ejecuciones hipotecarias. Nadie debería quedarse en la calle como consecuencia de un desalojo. El gobierno debe paralizar los desalojos y proteger el derecho a la vivienda.

La reforma sanitaria ha dejado sin tarjeta sanitaria a 873.000 personas. Personas con cáncer o diabetes no tienen acceso a la salud. La atención sanitaria es una vía para detectar la violencia de género y la trata de personas. El gobierno debe garantizar el derecho a la salud para todas las personas sin discriminación.

Las fuerzas de seguridad han hecho uso excesivo de la fuerza contra personas que se manifestaban pacíficamente por sus derechos. El gobierno no debe restringir el derecho a la libertad de expresión y manifestación. Ni estigmatizar a los movimientos sociales que defienden derechos. Lo que debe hacer es proteger la libertad de expresión y acabar con la impunidad de los abusos cometidos.

NOSVANAOIR.ORG

Amnistia Internacional

Joaquín Sánchez. El desahucio es la muerte civil de la familia

Autor de varios libros y asiduo colaborador en la prensa murciana con artículos de gran contenido social, deudores de su cristianismo de base, de la Teología de la Liberación, considera un desahucio (cuestiones éticas aparte) la “muerte civil” de la familia

“Lo que es un milagro es que la calle no haya estallado todavía. Y es que hemos descubierto que somos muy dóciles. Está costando mucho derrumbar tanta sumisión”.

Quien así habla, meditando en su taza de café, sentado al atardecer en un bar de la localidad murciana de Cieza, no es, en estricto sentido, un revolucionario. Tampoco un sociólogo, o un analista; siempre ha preferido este hombre los rostros a los números. Su aspecto no se distinguiría del de cualquier trabajador de cualquier barrio de España, pero lo cierto es que Joaquín Sánchez Sánchez, nacido en Bullas hace 51 años, diplomado en Educación Social y amante del cine y la lectura, es sacerdote. Aunque gaste bufanda en vez de alzacuellos.

Ordenado en 1987, Joaquín es capellán en la prisión provincial de Sangonera; también en tres centros psiquiátricos, dos residencias de ancianos y un centro ocupacional tras cesar en su última parroquia, en 2007. Miembro de la Hermandad Obrera de Acción Católica de la Diócesis de Cartagena, es uno de los principales responsables de que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de la Región de Murcia haya conseguido parar allí hasta 202 órdenes de desahucio a día de hoy, desde mayo de 2012.

Desde entonces, tanto el cura Joaquín como el resto de activistas de la Plataforma (alrededor de medio centenar) ha ejercido, literalmente, de muro de contención entre las familias al borde de perder su casa y el sistema bancario, amparado por la ley vigente; entre las puertas de los hogares y los agentes judiciales: “Nos sentamos en el suelo”, explica, en el mismo pasillo del inmueble: hasta que desistan. Hasta que el banco acceda a negociar con la familia cualquiera de las soluciones posibles, menos echarla a la calle. Volviendo las veces que haga falta.

“Lo primero que buscamos es que recuperen su autoestima, porque se sienten avergonzados, fracasados”. También, y sobre todo, “indefensos” ante una nebulosa burocrática plagada de recovecos legales que apenas pueden entender en un principio. “Imagínate –reflexiona Joaquín– lo que supone para gente que no está acostumbrada a eso ni por asomo; gente que a lo mejor no ha visto una multa en su vida. Se descomponen, se bloquean, están muy perdidos. Se desesperan al hablar con el banco”.

“Hay gente que no aguanta la tensión –continúa–: tienen miedo a lo que se pueden encontrar a la vuelta, si salen a la calle; a no poder volver a entrar en su casa, porque se modificó la ley para no poner una fecha concreta a los lanzamientos. Muchos se vienen abajo: reciben el buro-fax, les llaman veinte mil veces al móvil, les rompen los nervios… Y se acaban rindiendo”.

Pero, ¿qué se le dice a alguien en esas circunstancias? “Pues que vamos a luchar, juntos. Contra el banco si hace falta. Y cuando quedas con ellos, y te ven aparecer por la puerta de su casa, se sienten aliviados, respaldados, en compañía”.

El expárroco lo ha hecho personalmente en muchas ocasiones: “Vamos con ellos a hablar con el director de la sucursal”. Les asesoran para que firmen (o mejor dicho: no firmen) ciertos documentos. Les aconsejan. “Pero su técnica –cuenta Joaquín, con amarga ironía– es hablarte siempre de los de arriba: ‘Yo es que no puedo hacer nada’, te dicen; ‘es que el ordenador…’. Esto del ordenador es un fenómeno, como si fuera un dios con voluntad propia que ha decidido tu destino… O te remiten a las asesorías jurídicas, cosa que también han hecho muy bien: porque una entidad de Murcia puede tener su asesoría en Valencia, y viceversa, y son como fantasmas que te mandan un fax, o un correo; que no te dicen dónde están, con quién tienes que hablar…”. En una palabra: “Frustración; lo que buscan es frustrarte”, asegura.

Sin embargo, la Plataforma ha logrado ya frenar en más de 200 ocasiones las órdenes de desahucio de la comisión judicial: después de eso, los bancos negocian o no, pero el porcentaje de éxitos hasta ahora supera con creces al de fracasos: “La batalla moral ya la han perdido”, asegura Joaquín. “Ya no es como antes, que ni siquiera te escuchaban; ahora se lo piensan muchas veces antes de decirte que no”.

“Cómplices de los banqueros”

Autor de varios libros y asiduo colaborador en la prensa murciana con artículos de gran contenido social, deudores de su cristianismo de base, de la Teología de la Liberación, Joaquín considera un desahucio (cuestiones éticas aparte) la “muerte civil” de la familia. O al menos del titular del contrato: “Que al menos –razona– les dejen rehacer su vida, porque con una púa de 90.000 euros, entre deuda, intereses de demora, comisiones…, cuéntame. Pero es que además ese nombre ya no puede aparecer siquiera en el contrato de un móvil”.

Así, el objetivo al que la Plataforma apunta en última instancia es la propia ley: por ejemplo, “que la gente se pueda quedar en su vivienda”, explica, “con un alquiler social que suponga como máximo el 30% de los ingresos de la familia”. O la dación en pago, pues “el problema es que la ley no deja margen a los jueces” para evitar que el banco reclame la suma total de la deuda.

El sacerdote cree que ni Gobierno ni oposición quieren hacerlo por ser “cómplices de los banqueros”. “Teníamos esperanza en el decreto aprobado recientemente, pero es de chiste, no sirve. Va a afectar como mucho a un 5% de las familias en este proceso. Por ejemplo, si tienes dos críos de cuatro años ya no entras, porque tienen que tener como mucho tres. Y en la moratoria establecida hasta 2014 se siguen acumulando los intereses, de modo que pasado ese tiempo se verán en las mismas”.

“La dictadura de los mercaderes”

Por su incansable compromiso para con su entorno, por su cercanía, por la confianza que despierta, Joaquín consigue franquear esa barrera de vergüenza que tantas veces se autoimpone la gente en dificultades: “Hay padres echándole agua a la leche, para que el hijo crea que se toma un vaso de leche entero. Hay gente recogiendo los bocadillos de los patios de los colegios. Una mujer me contaba hace poco, porque no tenía ya más remedio, que necesitaba dinero para las compresas de sus hijas”. Según datos de Cáritas, la Región de Murcia cuenta ya con un 36% de la población en el umbral de la pobreza: gente que quizás no parezca exactamente pobre a primera vista, ni a segunda, pero que empieza a carecer de lo más básico. Un porcentaje a todas luces “escandaloso” para Joaquín.

El término indignación se queda corto para este cura atípico, sin complejo alguno para definir esta oleada de empobrecimiento como “eutanasia social”: “Es triste decirlo, pero es que para ellos sobra gente, sobramos. Han abandonado la dependencia, la tele-asistencia; implantan el copago médico; suben el IVA de los pañales ¡un 21% también!, porque debe de ser un lujo para los bebés, los ancianos, los discapacitados”… Y es que siempre llega Joaquín “a la misma conclusión: todo es la consecuencia de que el egoísmo, la codicia y la ambición de poder se hayan institucionalizado, a través de leyes y decisiones políticas”. Una “dictadura de los mercaderes” y un “pensamiento único” que a su juicio terminó calando para convencernos de la muerte de las alternativas ideológicas: “Pero no”, afirma, “por supuesto que hay políticas de derecha y de izquierda. Como hay posturas que defienden la competitividad y otras que defienden la fraternidad”.

En su opinión, una de las soluciones pasa por acabar con la lucha social “fragmentaria” (“los médicos por su lado, los maestros por el suyo”, etc.): que “toda esa marea converja en un frente común, porque a todos nos debe importar lo de todos”. “Oí al rey pedir solidaridad, comprensión… Se podía aplicar el cuento. Y tener cojones a salir ahí y decir: Señores banqueros, señores políticos, ya está bien de maltratar a la gente”.

“No”, asegura Joaquín, observando su taza vacía: “La verdad es que no tengo ninguna fe en la gente que manda”.

ARTÍCULO EN ELDIARIO.ES DE ANTEAYER

El fraude del bipartidismo ante el drama de los desalojos

Habla (y muy bien) ADA COLAU, de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH). Ante la Cumbre mantenida por PP y PSOE para hacer frente al drama de los desahucios, expresan su más absoluta desconfianza hacia estos dos partidos, por varios motivos:

1. Estos dos partidos HAN FORMADO LOS GOBIERNOS RESPONSABLES DE CIENTOS DE MILES DE EJECUCIONES HIPOTECARIAS Y DESALOJOS. Sus políticas públicas han mercantilizado la vivienda y empobrecido a la población. Los sucesivos gabinetes de PP y PSOE han permitido a la banca estafar al pueblo, acumulando viviendas vacías

Una vez estallada esa burbuja provocada por sus políticas, cuando ya se supo del drama social de los desahucios, SISTEMÁTICAMENTE HAN IMPEDIDO APROBAR MEDIDAS EN EL CONGRESO votando en contra y bloqueando las iniciativas de otras formaciones minoritarias, que sí escuchan la queja del pueblo.

2. Estos dos partidos son los últimos en llegar a esta tragedia. Antes que ellos, primero la sociedad civil, sin ningún apoyo, después el poder judicial, los medios de comunicación, ahora Europa, que considera que España supone “una situación anómala que vulnera los derechos fundamentales de la ciudadanía”. Incluso las Naciones Unidas también condenan duramente al Estado español.

Pero con una arrogancia sin límites, presentándose como los únicos que deben decidir, HAN IGNORADO A LOS AFECTADOS Y A LA SOCIEDAD CIVIL, que iniciaron este debate. Es intolerable que no se incluya la voz de los únicos que se han jugado el tipo para frenar ejecuciones y desahucios.

3. HACE MUCHO TIEMPO QUE LAS SOLUCIONES ESTÁN SOBRE LA MESA, y no hace falta convocar un Comité de Expertos.

Sobre la deuda: regular la DACIÓN EN PAGO RETROACTIVA, como medio para que las familias puedan liquidar las deudas ilegítimas y volver a empezar, una segunda oportunidad que existe en la mayoría de países europeos, y de la que sí disponen las empresas en España.

Sobre la vivienda: es paradójico que vivamos en el país con más vivienda vacía de Europa, y el que más está desalojando y el que menos vivienda social en régimen de alquiler dispone para realojar familias afectadas.

Por tanto, hay que DECRETAR UNA MORATORIA DE LOS DESALOJOS DE TODAS LAS VIVIENDAS HABITUALES, y no sólo de una parte. Toda familia desalojada forma parte de un colectivo vulnerable.

Y también, hay que PONER A DISPOSICIÓN TODAS ESAS VIVIENDAS que la banca acumula EN RÉGIMEN DE ALQUILER SOCIAL asequible (que nadie tenga que destinar más del 30% de sus ingresos a pagar un alquiler).

Todas estas iniciativas están recogidas en la INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR que puso en marcha la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, y que lleva más de 500.000 firmas recogidas.

Se han practicado ya 400.000 ejecuciones. Se realizan 532 desalojos por día. Nadie debería ser sacrificado en nombre de la lógica del mercado y el beneficio

GACETA DE LEVANTE

Recursos para comprender y afrontar las crisis de nuestro tiempo: la económica, la ética, la ecológica...

HOAC Murcia

Recursos para comprender y afrontar las crisis de nuestro tiempo: la económica, la ética, la ecológica...

EUTOPÍA

Un buen lugar para el encuentro con las publicaciones de la HOAC

Principia Marsupia

"Descifrar lo que está delante de nuestros ojos requiere una lucha constante" Orwell

Blog Miguel Jara medicamentos salud industria farmacéutica

Bufete Almodóvar & Jara, Enfermedades inventadas, Industria farmacéutica, Marketing del miedo, Medicamentos peligrosos, Medicina, Salud ambiental, Vacunas

Melocotonazos

Gnu/Linux, Bilingüismo y cosas de la vida.

Pangea

Psicología y Psicoanálisis