Derecho a la desobediencia civil

La sensación que los ciudadanos cada vez más expresan es la de “no sentirse representados por sus gobernantes”. Por un lado, emerge la necesidad de una mayor participación en política (“la cosa pública”) más allá de introducir una papeleta en una urna cada cuatro años: referéndums, asambleas populares vinculantes, denuncias y mejoras sociales vehiculizadas por medio de nuestros diputados y senadores…

Por otro lado, las decisiones del gobierno de turno (últimamente, continuos recortes del estado del bienestar) no parecen estar orientadas al beneficio de los gobernados, sino al de un sistema económico (y la cúpula de banqueros e inversores que lo dirige) que tras varios siglos, ha demostrado ser incapaz de conseguir la felicidad humana, de reducir las desigualdades riqueza-pobreza, o de erradicar el hambre y las enfermedades básicas (tuberculosis, malaria).

Se trata de un capitalismo globalizado y salvaje que ha convertido a bellos documentos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) en “papel mojado”. Dominador de los medios de comunicación (generadores de pensamiento único que busca perpetuar el sistema) y del sistema educativo (fabricante de mentes sumisas, no problemáticas, dispuestas a ocupar su puesto en el engranaje). Devorador, en unos pocos siglos, de los recursos naturales que se han gestado durante millones de años, y cuya desaparición significará también la nuestra. Marginador de millones y millones de seres humanos, a los que sumerge en la miseria inimaginable para un ciudadano occidental.

“Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo la Insurrección es para el pueblo y para cada porción del pueblo, el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes” (Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, Francia 1793)

“Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta”. Reciente reforma del Artículo 135.3, Constitución Española.

Con la aprobación sin referéndum de este cambio constitucional (acuerdo entre PP y PSOE), se ha demostrado de manera definitiva que la soberanía popular no controla el estado, el cual ha sido secuestrado por el poder económico. Un gobierno que actúa en beneficio de unos pocos es ilegítimo.

En este contexto surgen las iniciativas de DESOBEDIENCIA CIVIL: una acción legítima (aunque al margen de la ley) realizada de manera consciente y comunicada públicamente para poder conseguir una transformación parcial o global de la sociedad. La resistencia fiscal, la desobediencia a leyes y políticas consideradas injustas y la consecuente autogestión de todas las facetas de nuestra vida… Se trata de una apuesta por hacer pedagogía a través de la acción, por generar una vía constructiva de visibilizar el conflicto, por comunicar desde el ejemplo y el compromiso personal y colectivo, por empoderarnos como ciudadanos, por plantear alternativas al capitalismo.

El COLECTIVO N-1 en Barcelona lanzó hace pocos meses la iniciativa “EJERCEREMOS EL DERECHO DE REBELIÓN”, al que puedes adherirte.

En las últimas semanas han surgido las OFICINAS DE DESOBEDIENCIA ECONÓMICA, centros informativos dedicados principalmente a dos actividades: la OBJECIÓN FISCAL y la AUTOGESTIÓN. Reciben consultas de asambleas, cooperativas, plataformas y personas interesadas en cómo hacer objeción fiscal a gastos militares, pago de deuda pública, Iglesia y Monarquía. Quieren potenciar el bien común y experimentar con nuevas propuestas. Y cuidadosos con la pedagogía, quieren enseñar pautas para que se produzca un cambio de conciencia. Ya existen Oficinas en Madrid, Barcelona, Castellón y Zaragoza.

Etiquetas: , , ,

About Pedro MM

Treintañero, trabajador de la sanidad pública, disfrutando de la crianza con Marina y dos hijas, lector curioso, convencido del decrecimiento y el buen vivir, del proceso creativo por encima del resultado, de la bioconstrucción y la comunión con la tierra, del mestizaje y la koinonia/comunión. Militante de HOAC, socio de WWF y de Asoc Defensa Sanidad Pública. En fin, indignado con la que está cayendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

GACETA DE LEVANTE

Recursos para comprender y afrontar las crisis de nuestro tiempo: la económica, la ética, la ecológica...

HOAC Murcia

Recursos para comprender y afrontar las crisis de nuestro tiempo: la económica, la ética, la ecológica...

EUTOPÍA

Un buen lugar para el encuentro con las publicaciones de la HOAC

Principia Marsupia

"Descifrar lo que está delante de nuestros ojos requiere una lucha constante" Orwell

Blog Miguel Jara medicamentos salud industria farmacéutica

Bufete Almodóvar & Jara, Enfermedades inventadas, Industria farmacéutica, Marketing del miedo, Medicamentos peligrosos, Medicina, Salud ambiental, Vacunas

Melocotonazos

Gnu/Linux, Bilingüismo y cosas de la vida.

Pangea

Psicología y Psicoanálisis

A %d blogueros les gusta esto: